Desde el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) instamos a la Administración sanitaria andaluza a proporcionar todo el material de protección necesario, para que los médicos andaluces se protejan de las posibilidades de contagio exponiendo su salud, y con ello dejar de poder prestar su asistencia. Del mismo modo, con ese material, evitar al máximo la posibilidad de que nosotros mismos nos convirtamos en focos de difusión de la pandemia COVID-19.

En este momento muchos médicos andaluces viven una situación de alto riesgo en hospitales y en Atención Primaria por el contacto directo con los pacientes. Por ello exigimos medidas de protección individual con carácter urgente. No solo como seguridad de los médicos, sino también como medida de protección de la salud de los ciudadanos.

Igualmente, somos conocedores de situaciones en las que existe personal sanitario que se encuentran aislado y de baja con la consiguiente repercusión en la asistencia a la ciudadanía y por ello recordamos la máxima de que “primero debemos proteger al cuidador para que éste pueda seguir cuidando”.

En este contexto, en virtud de lo establecido en la orden del Ministerio de Sanidad publicada en el BOE con fecha 15 de marzo en la que se especifica que “las administraciones públicas autonómicas y locales mantendrán la gestión, dentro de su ámbito de competencia, de los correspondientes servicios sanitarios, asegurando en todo momento su adecuado funcionamiento” exigimos al Gobierno de la Nación el suministro del material necesario para luchar contra esta pandemia, entre los que son fundamentales las mascarillas, dentro de los equipos de protección individual (EPI) y, por supuesto, test de detección del COVID-19.

El CACM quiere agradecer a todos los facultativos su encomiable labor en la situación tan extrema que estamos viviendo y animarles a continuar proporcionando una excelente atención sanitaria a los andaluces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí