Menu AndaluciaMedica

El Hospital de Valme, más de una década como referente regional en ecografía diagnóstica y terapéutica para el dolor

  •  Desde la Unidad de Dolor Crónico se aplican procedimientos de punción ecoguiada que mejoran la eficacia analgésica y optimizan la seguridad

Desde hace once años, los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme de Sevilla innovaron trasladando el potencial de la ecografía, como herramienta diagnóstica y terapéutica, al ámbito del tratamiento del dolor. Convertida en referente regional, la experiencia consolidada de esta unidad también la sitúa en referente para la formación nacional en estos procedimientos contra el dolor, que permiten mejorar la eficacia diagnóstica y optimizar la seguridad del paciente.

La Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme pertenece al servicio de Anestesiología y Reanimación que dirige Mercedes Echevarría. Es un dispositivo asistencial cuya responsabilidad recae en el facultativo Ángel Martínez y lo conforman cinco anestesiólogos y dos enfermeras. Se trata de una unidad clínica con gran prestigio nacional, tanto por la calidad y experiencia de sus profesionales como por la línea innovadora con la aplicación de técnicas vanguardistas contra el dolor. En su cartera de servicios figuran avanzados procedimientos diagnósticos y terapéuticos cuya particularidad es su realización bajo control ecográfico; es decir, son técnicas ecoguiadas.

Al respecto, Ángel Martínez destaca que “tan importante es conocer las causas que originan el dolor como disponer de la mejor herramienta para tratarlo de la forma más eficiente posible”. Precisamente, los excelentes resultados alcanzados con las técnicas ecoguiadas han provocado que en la actualidad estas técnicas se encuentren en fase de expansión en los diferentes centros hospitalarios.

Ventajas de las técnicas que permiten visualizar el dolor

La ecografía ofrece notables ventajas frente a las técnicas ciegas o tradicionales al visualizar las estructuras anatómicas; si bien, requieren de una elevada cualificación para llevarlas a cabo. Dichas técnicas consisten en punciones dirigidas con ecografía en tiempo real con el objetivo de administrar la medicación analgésica en las estructuras que generan el dolor, permitiendo de esta forma tratar procesos de dolor crónico muy prevalentes en la población adulta (gonartrosis severa, síndromes de dolor miofascial y artrosis facetaria entre otros).

Los procedimientos diagnósticos y terapéuticos dirigidos con ecografía son los siguientes: infiltraciones fasciales, musculares y articulares, bloqueos y radiofrecuencia de plexos y nervios periféricos, bloqueos y radiofrecuencia de ramos mediales, bloqueo epidural y caudal, bloqueos radiculares entre otros.

Entre las ventajas de la ecografía en el tratamiento del dolor crónico, destacan las siguientes: se reduce el tiempo de ejecución de la técnica, incrementa la eficacia analgésica con una mayor rapidez de la acción de la misma, reduce el número de punciones potenciando la eficiencia, reduce las complicaciones y supone una mayor comodidad para el ciudadano.

Además, estas técnicas permiten aumentar la seguridad del paciente al evitar, a través de los ultrasonidos, la exposición a radiaciones ionizantes. Además, facilitan su aplicación en una consulta o sala de técnicas a través de ecógrafos portátiles, sin necesidad de una sala plomada que requieren las técnicas guiadas con radioscopia, permitiendo la realización de procedimientos diagnósticos y terapéuticos de acto único.

Más de 4.000 consultas anuales de dolor crónico

Por lo que se refiera a la actividad asistencial que se desarrolla desde esta unidad clínica, anualmente la Unidad de Dolor Crónico lleva a cabo más de 4.000 consultas, de ellas atiene a 900 pacientes nuevos cada año. Desarrollo en torno a 145 sesiones de quirófano. Supera los 1.200 procedimientos intervencionistas, siendo el 50% con técnicas guiadas con ecografía, mientras que el resto son guiados mediante radioscopia.

La dilatada experiencia de la que disponen los profesionales de la Unidad de Dolor Crónico del Hospital Universitario de Valme los hace partícipes de la actividad docente sobre estas técnicas. Han participado en la formación de numerosos especialistas de diferentes áreas de salud: Anestesiología, Traumatología, Rehabilitación, Reumatología, Neurocirugía y demás profesionales de las unidades de tratamiento del dolor con requerimiento para iniciarse en las técnicas de punción ecoguiada.

Por su parte, esta docencia y formación práctica la han llevado a cabo en diferentes foros: directamente en sus quirófanos, participación en cursos específicos organizado por IAVANTE y otros cursos realizados en foros científicos (congresos de la Sociedad Española del Dolor, Congresos de la Asociación Andaluza de Dolor y de reuniones científicas organizadas por la Asociación Andaluza-Extremeña de Anestesiología y Reanimación).

Rate this article:

Deja un comentario