Menu AndaluciaMedica

Comunicado del CACM sobre el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) está poniendo en funcionamiento una serie de protocolos y líneas estratégicas en el Plan Andaluz de Urgencias Sanitarias sin haber contado con la opinión de la organización medico colegial en Andalucía, como ya ha ocurrido en otras cuestiones como los protocolos de Atención Compartida. Esta situación ha generado una serie de problemas graves para la asistencia de las urgencias y emergencias en Andalucía.

Entre los principales problemas que ha generado y que preocupan a la profesión médica, se encuentran:

  • El establecimiento de una red de coordinación centralizada para toda Andalucía, en lugar de una red de coordinación en cada provincia, disminuyéndose el número de operadores, lo que está generando un atraso en la asignación de recursos y demora asistencial de las urgencias.  
  • La puesta en marcha de un sistema en el que se envía un equipo denominado “equipo avanzado de coordinación” con un profesional enfermero que posteriormente comunica telefónicamente con un médico, encargado de determinar el plan de actuación. Consideramos que la falta de esta primera asistencia médica presencial constituye una pérdida de calidad asistencial.
  • Se ha protocolizado que cuando existan demandas asistenciales de tipo 2, clasificadas así por ser menos graves, se activen los dispositivos del 061 en las provincias en las que existen. Esto supone que al ocupar estos dispositivos disminuyen e impiden que actúen cuando se activan demandas de tipo 1, que son las clasificadas como muy graves.
  • Se han limitado los códigos diagnósticos del Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) lo que conlleva que los médicos no puedan recoger con la precisión debida la patología que atienden, lo que supone una pérdida de calidad y un riesgo innecesario.
  • Han eliminado en algunos planes la función esencial del médico coordinador, lo que produce una saturación de los equipos asistenciales por levantarse falsas emergencias, generando, a su vez, una falta de disponibilidad de dispositivos para las verdaderas emergencias. 

Todo esto tiene un denominador común que es la falta de consideración a los médicos y a sus órganos de ordenación de la profesión, así como la mala previsión y estructuración de los recursos humanos, para atender a otros fines, perjudicando la asistencia sanitaria en lugar de mantenerla y mejorarla.

Estas reivindicaciones se presentarán formalmente ante la Consejería del Salud, el Servicio Andaluz de Salud y el Defensor del Pueblo Andaluz, por afectar una materia tan esencial como es la eficacia de las emergencias y urgencias sanitarias.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos se pone nuevamente a disposición del SAS para trabajar en la implementación de medidas que preserven las garantías de atención médica y sirvan para garantizar una asistencia de calidad para los pacientes que somos todos.

Rate this article:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.