Los facultativos abordan la detección precoz de la violencia en la población especialmente vulnerable